Mutiloako Meatze Barrutia | FAUNA Y FLORA
15675
page-template-default,page,page-id-15675,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

FAUNA Y FLORA

FAUNA Y FLORA EN EL COTO MINERO

El paisaje minero se ha ido renaturalizando tras el abandono de la actividad minera. La mejora de su biodiversidad es visible en la convivencia de plantaciones forestales con bosque mixto atlántico y de ribera. Además se han consolidado los humedales de Barnaola y Apaolaza y la charca de Mañastegizahar. En este entorno el paisaje minero y natural coexiste con la actividad agropecuaria.

El río Troi, también llamado Peatza, vertebra la zona minera. Surge en las entrañas de la mina Troi, a unos 500 m de altura. Situado en la cabecera de la cuenca del Oria conforma un valle cerrado con vegetación de ribera bien conservada, alisos, avellanos, fresnos e interesante fauna asociada. En el casco de Mutiloa se une a la regata Aizpea para convertirse en Mutiloa erreka, y ya en Segura, vierte sus aguas en el río Oria.

Ilustrazioa: Angel Dominguez
Ilustrazioa: Angel Dominguez

Históricamente su caudal y su fuerza han sido utilizadas para las actividades humanas en diferentes etapas: molinos harineros como los de Troi, Orue y Lenkaran; los lavaderos de mineral de Mañastegizahar, Troi y Barnaola, y las turbinas instaladas en la central de Lenkaran y en el dique cercano a Barnaola.

Paralelamente la actividad minera generó en el paisaje pequeñas cubetas que con el paso del tiempo se han ido rellenando de sedimentos finos impermeables y al encharcarse el suelo se han formado pequeños humedales y prados juncales. Son importantes refugios y lugares de cría para la fauna, en especial para los anfibios, entre los que destacan el tritón palmeado y la rana bermeja. Junto a estos humedales se han detectado especies de interés. Entre los musgos aparecen Cryphaea heteromalla. Ilex aquifolium y Ruscus aculeatus, son dos especies vasculares protegidas por ley. Es también curiosa la presencia de plantas parásitas (Lathraea clandestina y Viscum album), o los ejemplares de buen tamaño, como el saúco (Sambucus nigra), así como los bosquetes (la fresneda de Barnaola o la aliseda – fresneda de Mañastegizahar). Existen helechos como (Asplenium scolopendrium, Athyrium filix-femina, Dryopteris affinis y Polystichum setiferum) o Sanicula europaea.